El síndrome de la guardería

Desde Chiquilín, aprovechando el inicio de las guarderías, queremos hablarte en este post del síndrome de la guardería.

Te contamos en qué consiste este síndrome, cuáles son las causas, te contaremos qué pueden hacer los padres para evitar este síndrome y si es normal que un peque sufra enfermedades en la guardería.

Si estás interesado en el tema y tu peque va a empezar la guardería… ¡no te pierdas nuestro post!

¿Qué es el síndrome de la guardería?

Una de las cosas que más preocupa a los padres son las diferentes enfermedades que contraen los bebés que inician la guardería. Durante los primeros años escolares, la vida de muchos pequeños trascurre entre un ir y venir de hospitales, debido a enfermedades como la bronquitis, laringitis, gastroenteritis, conjuntivitis, etcétera.

A este hecho se lo conoce como “síndrome de la guardería”, es decir, a la facilidad de coger una enfermedad en la guardería para niños.

Ante ello, muchos padres se plantean la siguiente pregunta: ¿los bebés que van a la guardería desde pequeños contraen mas enfermedades que los bebés que se quedan en casa con un familiar o con una cuidadora?

La respuesta es sí. Los bebés que van a la guardería contraen más infecciones, pero hay que indicar que estas infecciones son de carácter leve.

Diversos estudios realizados por la Asociación Española de Pediatría indican que:

Los bebés de 0 a 24 meses padecen una media de 7,4 episodios de infecciones al año, mientras que los bebés no escolarizados solo sufren 4 episodios. En el segmento de 24 a 36 meses los no escolarizados padecen 3,1 episodios mientras que los que fueron escolarizados con anterioridad lo sufren 3,7 veces. Se va acercando la media de los no escolarizados y la diferencia es mucho menor”.

De ello se deduce que el hecho de ir a la guardería más pequeños sí hace que el pequeño enferme con más continuidad, pero debemos destacar que esto hará que su inmunidad para los siguientes años sea mucho mayor.

Un estudio realizado por el Banco de Células Madre de Andalucía señala que:

Los niños demasiado protegidos en casa tienen entre un 5 y un 20% más de probabilidades de desarrollar enfermedades graves como el cáncer, que los que están expuestos a diversos tipos de infecciones, ya que estos últimos estimulan el funcionamiento de su sistema inmunitario, pudiendo funcionar mejor en caso de amenaza grave”.

¿Cuáles son sus causas?

Las principales causas del síndrome de la guardería son las siguientes:

  • Contagio: se calcula que el contagio de un virus en los niños de una clase es del 70%. Estos contagios se realizan a través de partículas de saliva (hablando, tosiendo, chupando objetos que se encuentran en las clases, etcétera) Y es que, ¿hay algo que le guste más a un bebé que morder y chupar objetos?
  • Estrés: otro aspecto a tener en cuenta es el estrés que puede coger el pequeño y es que, es la primera vez que se le separa del núcleo familiar. Cambios rápidos, estímulos nuevos…. responsables de crearle en ocasiones ansiedad y un sobreesfuerzo muy importante. Un esfuerzo de esta índole repercute en el organismo, baja nuestras defensas para luchar con los factores externos. Ello hará que enfermen con más frecuencia.

¿Es normal que un niño sufra tantas enfermedades en la guardería?

Claro que es normal que cojan enfermedades en la guardería. Lo bebés no tienen las medidas higiénicas de los adultos, por ejemplo: lavarse las manos, toser con la mano delante, etcétera, por ello el contagio es más fácil.

Otro de los motivos a destacar es el escaso desarrollo del sistema inmunitario en una edad muy temprana.

No obstante… ¡ello no debe preocuparte! Con el contagio de estos virus, tal y como hemos mencionado con anterioridad, el peque se hará mucho más fuerte. Por este motivo, podemos concluir que no es negativo llevarlos a la guardería… ¡todo lo contrario! Ya que, aunque cojan más enfermedades no son enfermedades graves y en la gran mayoría se curan con facilidad. Son infecciones típicas de infancia, nada raras ni graves.

Cómo padres, ¿qué podemos hacer?

Los padres podemos ayudar con algunas medidas preventivas para que nuestros hijos se pongan menos enfermos aun yendo a la guardería.  Algunas de estas medidas son:

  • Dejar al peque en casa cuando detectemos los primeros síntomas de una enfermedad. A parte de poder evitar el contagio a otros niños, ello hará que la enfermedad del peque no se agrave.
  • Los niños menores de 2 años con problemas respiratorios graves, problemas cardíacos, etcétera, deben evitar la asistencia a guarderías o consultar previamente con especialistas.
  • Acostumbrarles a llevar una buena higiene, tanto en casa como en la guardería.
  • La vuelta a la guardería después de una enfermedad será cuando el pequeño se haya recuperado totalmente.
  • Reforzar el sistema inmunitario con una correcta alimentación, hidratación y descanso.
  • Ventilación de los espacios cerrados: salas de juego, clases, habitación, etcétera.
  • Los padres debemos de tener en cuenta que ante los primeros síntomas de una enfermedad hay que ir al servicio de pediatría correspondiente. Y es que, un simple resfriado mal curado puede convertirse en una enfermedad mucho más grave.

Entre noviembre y marzo las guarderías se convierten en un foco de diversas enfermedades para nuestros bebés, enfermedades comunes en niños como la bronquitis, la laringitis, la neumonía, gastroenteritis, etcétera. Este hecho es inevitable y bueno para nuestro bebé porque los virus de guardería harán que nuestro peque se ponga mucho más fuerte, gracias al fortalecimiento del sistema inmune.

Después de este post, nos podemos preguntar: ¿hay una edad adecuada para que los pequeños inicien su actividad escolar y social? Es importante conocer a nuestro pequeño, saber lo que puede soportar fuera del entorno de su casa y familia, sin que ello represente un esfuerzo demasiado grande. Conocer sus necesidades es muy importante.

Si como padres tenemos todas estas consideraciones haremos que la primera relación de nuestro bebé con un medio tan importante para su futuro y formación como es el escolar sea muy satisfactorio.

Chiquilín: Su futuro empieza aquí

Deja tu comentario

Solicitar información
Si necesitas más información sobre nuestro centro educativo, llámanos al siguiente número 96 385 07 81 o solicita información.
Solicitar información

¡Suscríbete a nuestro newsletter para saber de todas nuestras noticias!