¿Sabes que los niños necesitan jugar con sus padres todos los días?

Jugar forma parte del proceso de desarrollo y aprendizaje de los niños. El juego es una necesidad sobre todo entre los más pequeños. Es recomendable que lo hagan en compañía de sus papás.

A través del juego, los niños desarrollan los sentidos y el movimiento, se vuelven más ágiles y con mayor agudeza mental. Por eso el juego no debería ser considerado como una mera actividad lúdica sino como un auténtico instrumento de enseñanza.

Los padres que juegan con sus hijos están cumpliendo un doble objetivo: Por un lado les transmiten seguridad al reforzar los lazos de amor paterno filiales; por otro, educan en valores, algo imprescindible para su futuro. Para que sea útil, deben aprender a jugar de forma didáctica a fin de transmitir esos valores a sus hijos.

Las parejas con hijos actuales suelen tener dificultades para jugar con sus hijos por falta de tiempo. Hay que saber que no importa tanto la cantidad como la calidad del rato que se dedica a jugar con los niños. Cuándo son más mayorcitos es más fácil pasar tiempo juntos, jugando o pasando buenos ratos montando en bici, saliendo al campo…, el problema se presenta durante la etapa en la que aún son bebés porque los padres piensan que a esta edad no se enteran de nada. Sin embargo no es así. Siempre están deseando que les hagan caso, descubrir cosas, escuchar sonidos y tocar nuevos objetos y texturas. Pero sobre todo, necesitan el cariño de sus padres para sentir apoyo y cercanía.

Lo más aconsejable es dedicar al menos media hora al día a jugar con los hijos. Este tiempo es suficiente para estimularlos. Con esto conseguiremos que en el futuro, sean personas seguras de sí mismas, confiadas y generosas. Un consejo: si un día vuelves del trabajo estresado o de mal humor, mejor déjalo para otro día, ya que las sensaciones negativas también se transmiten.

Jugar con los hijos a diario también contribuye a atenuar la “mamitis” que algunos niños muestran al comenzar la guardería o el cole. La angustia de la separación se atenúa ya que saben que al llegar a casa, tendrán su momento de juegos y risas con papá y mamá, como cada día.

En Escuela infantil Chiquilín tienes la tranquilidad de que tus hijos obtienen la mejor educación bilingüe, imprescindible para su futuro.

Chiquilín: Su futuro empieza aquí

Deja tu comentario

Solicitar información
Si necesitas más información sobre nuestro centro educativo, llámanos al siguiente número 96 385 07 81 o solicita información.
Solicitar información

¡Suscríbete a nuestro newsletter para saber de todas nuestras noticias!