20 retos para hacer en casa con niños mientras aprenden

Cuando los más pequeños tienen que pasar mucho tiempo en casa, al final las ideas para entretenerlos se agotan. Dibujar, jugar, pintar, leer… Sobre todo, si son muy activos, tienden a aburrirse pronto y buscar una nueva actividad para pasar el rato. Algo muy divertido, y que seguro que les encanta, son los retos para hacer en casa para niños.

Pero no todos son únicamente para los peques. En muchos de los retos que os vamos a contar en Chiquilín puede participar toda la familia. Estas actividades son perfectas para pasar un buen rato juntos y hacer algo nuevo y diferente. ¿Quieres saber más sobre estos retos divertidos para hacer en casa para niños? ¡Sigue leyendo!

Retos educativos

Aprender divirtiéndose es la combinación perfecta entre lo que buscan los padres y lo que quieren los niños. Estos son los retos para niños de 1 a 3 años que te proponemos:

«Memory»

El Memory es ese juego en el que todas las cartas están hacia abajo y se tienen que ir levantando para encontrar la pareja. Este juego puede ser muy educativo si se combina con la enseñanza del inglés. ¿Cómo?

Si tu hijo tiene un buen nivel, puedes añadir una nueva regla al juego: para llevarse la pareja tiene que decir el nombre del objeto en inglés. Solo así conseguirá llevarse la pareja. Si tu niño es muy pequeño o todavía no tiene un gran nivel, puedes ser tú quien le diga cómo se dice el objeto de la carta.

Árbol genealógico

Hacer juntos un dibujo del árbol genealógico puede ser muy instructivo para tu peque. Esta actividad os permitirá establecer un vínculo, además, hay formas muy divertidas de crear un árbol genealógico. Haciendo esto, tu hijo conocerá más sobre su familia, los parentescos y sobre sí mismo. Para plantearlo como un reto, puedes dejar que él lo construya hasta donde conoce, y después ayudarle.

¿Qué serías si…?

Este es uno de esos juegos que puedes hacerlo en castellano o valenciano o convertirlo en uno de los retos en inglés para niños. La actividad consiste en descubrir cuánto vocabulario conoce. Puedes preguntarle qué sería si fuese un animal, un planeta, un objeto de la cocina…

Este reto puede ser más fácil, o más complicado, según su nivel, su edad y las ganas de ir superando el reto que tengáis. Puede simplemente ir dándote nombres de animales u objetos, o explicarte por qué escogería esa opción.

Sigue la historia

¡En este reto se necesita a toda la familia! Podéis sentaros en círculo según orden de edad, o como más os apetezca. El primero empieza una historia y el siguiente debe seguirla, y así todos hasta tener un cuento perfectamente construido. De esta manera, los niños aprenden a crear coherencia en sus explicaciones y, además, desarrollan su creatividad e imaginación.

Retos matemáticos

Aprender matemáticas puede ser muy divertido si se plantea como un reto. Si tu peque ya se ha introducido en el mundo de las mates, o si crees que puede solucionar sencillos problemas con cubos u objetos que tengas por casa, ¡entonces adelante! La idea es que resuelva el reto lo más rápido posible para tener una compensación. Puedes hacerlo tan largo y con la dificultad que tú quieras.

Retos deportivos

Moverse dentro de casa no es nada atractivo para los peques… ¡Pero si tienen que superar un desafío la cosa cambia! Aquí tienes algunos retos para hacer en casa para niños mientras hacen deporte:

Encestar la pelota en el cubo

Este reto tiene truco… La pelota y el cubo deben ser pequeños. La gracia y diversión de este desafío se esconde en la dificultad de encestar. La dificultad puede ser mayor si en lugar de una pelota, usáis un globo que no podéis tocar con las manos. ¿Quién encestará más veces?

Yoga

Que el yoga es para los adultos es un error total. Los niños son muy flexibles, y esta disciplina trabaja la fuerza y la flexibilidad de una forma cuidadosa con el cuerpo. ¿Dónde está el reto aquí? En conseguir las posturas que se plantean durante la sesión.

Por supuesto, es muy importante que reviséis continuamente la postura de los niños para que no se hagan daño.

Saltar a la pata coja

Pon un número de saltos, por ejemplo, 10 en cada pierna… ¡A ver quién es capaz de conseguirlo! Aunque te parezca sencillo a simple vista, verás que es más complicado y, sobre todo, más cansado de lo que pensabas. Seguro que es un momento divertido que compartís y que, además, ayudará a hacer ejercicio a tus peques.

Los bolos

Mejorar la puntería, la coordinación, el equilibrio, la fuerza… ¡Y pasar un rato genial juntos! Jugar a los bolos es uno de esos retos divertidos para hacer en casa para niños que no puedes obviar. No es necesario que cuentes con un juego de bolos, sino que cualquier elemento de tu casa puede servirte. ¿Quién conseguirá tirar más bolos?

Carrera con los pies juntos

Coloca una línea de meta y una de salida, ¡y a saltar! Este desafío consiste en descubrir quién llega antes al final saltando con los pies juntos. En teoría parece sencillo, ¡pero la práctica es otra cosa! Eso sí, adecúa el tramo a la edad y condición física de tu peque, así evitarás que se haga daño.

Retos de habilidad

Si quieres que tus hijos se concentren de verdad y que pasen un rato realmente divertido, los desafíos de habilidad lo conseguirán. ¡Les encantan!

La cuchara y el huevo

Si no tienes miedo de ensuciar tu casa, este es un clásico que nunca, nunca falla. Se coloca un huevo crudo en una cuchara sopera, y la cuchara se debe sujetar en la boca. Establece el tramo a recorrer y, ¡empieza la carrera! Esta actividad es perfecta para desarrollar la concentración y el equilibrio de tu peque.

Carrera de bolitas de papel

Sobre el extremo de una mesa coloca tantas bolitas de papel como miembros de la familia. Coged una pajita de papel o cartón, ¡y a soplar! El reto consiste en llevar la bolita a la otra parte de la mesa antes que tus oponentes. Las risas están más que aseguradas.

Del 1 al 50

En un papel escribiremos todos los números del 1 al 50. Pero la clave está en hacerlo de forma desordenada. El desafío es colorear cada número en el orden correcto. Además, puede convertirse fácilmente en uno de los retos en inglés para niños. Cada vez que se coloree un número, debe decirse en este idioma. Si es correcto, puede continuar, si no, deberá empezar desde el principio otra vez.

Caminar recto tras dar vueltas

Desde un mismo punto de partida, dais unas tres o cuatro vueltas sobre vosotros mismos. A continuación, intentad caminar en línea recta. Y, lo más importante, ¡sin chocar entre vosotros! Esta actividad se convertirá en un desafío que será pura diversión para todos. Seguro que la mayoría no consigue hacerlo bien a la primera… ¡Ni a la tercera!

Circuito

Si tienes espacio en casa, crea un circuito con diferentes objetos. A continuación, hincha un globo. Deberéis sostenerlo con los codos y, al mismo tiempo, ir superando el circuito de obstáculos. ¡El globo no puede tocar las manos en ningún momento!

Este desafío asegura las ganas de superarse tras cada partida. Sobre todo, si el contrincante no lo consigue. Además, entran en juego la concentración, la coordinación, el equilibrio, la inteligencia para superarlo de la forma más fácil posible… Es un reto muy completo y que a los peques les resulta muy ameno.

Retos musicales

Si hay algo que les gusta a los niños es la música. Las canciones son algo muy especial para ellos y que les acompaña desde sus primeros días. ¡Y ha llegado el momento de compartirlo de una forma divertida!

Karaoke

Escoge las canciones favoritas de tu peque y búscalas sin letra. Hay incluso vídeos en diferentes plataformas que ofrecen estas melodías preparadas para esta actividad.

Además, en Chiquilín te animamos a aprovechar esta oportunidad para practicar y aprender inglés con tu hijo. En nuestro centro incluimos muchas canciones en este idioma. Pero, si no conoces ninguna, en internet hay muchísimas melodías infantiles que podéis aprender juntos y cantar en el karaoke.

Sigue la canción

Uno empieza una canción y el siguiente debe continuarla. ¡Eso si es capaz de reconocerla! Igual que antes, te animamos a que intentes aplicarlo al aprendizaje del inglés con tu peque. La música es un instrumento perfecto para naturalizar el lenguaje y familiarizarse con el vocabulario de una forma natural.

Crea tus propias canciones

Si quieres desarrollar la creatividad de tu hijo, anímale a crear su propia canción o estribillo. Puede ser sobre lo que habéis hecho durante el día, sobre su animal preferido… ¡Lo que sea! Además, ayúdale a crear alguna estrofa en inglés, así lo irá introduciendo en su rutina.

Baile congelado

Pueden bailar tanto como quieran… Mientras suene la música. En cuanto pare, ¡todos quietos! Deberán quedarse en la posición en la que estaban, sea cual sea su dificultad. En cuanto la música vuelva a empezar, ¡a seguir bailando!

Canciones favoritas

Esta es una actividad perfecta para hacer con toda la familia. Es una manera de ir conociéndoos y de saber más los unos de los otros. Uno de todos puede crear una carpeta en el ordenador o en el teléfono y colocar las canciones favoritas de los demás. El reto consiste en descubrir cuál es la canción preferida de cada uno.

Desde Chiquilín te animamos a disfrutar al máximo del tiempo en casa con tus peques. Una buena manera de hacerlo es realizando alguno de estos retos para hacer en casa para niños. Y si lo aprovechas para que tus peques sigan aprendiendo inglés, ¡mucho mejor! Seguro que pasáis un momento perfecto juntos.

Deja tu comentario

Solicitar información
Si necesitas más información sobre nuestro centro educativo, llámanos al siguiente número 96 385 07 81 o solicita información.
Solicitar información

¡Suscríbete a nuestro newsletter para saber de todas nuestras noticias!