La guardería ha de estimular las capacidades sociales e individuales del niño

Los niños aprenden jugando. El juego es una actividad fundamental en el desarrollo físico y emocional del niño. En nuestras guarderías en Valencia los más pequeños pueden relacionarse con el mundo que les rodea y sentar las bases de su futuro a través del juego y la educación en valores.

Elegir una buena guardería tiene más importancia de lo que parece. Sus primeros años de vida son cruciales ya que es el momento de adquirir hábitos, costumbres, es tiempo de aprender a relacionarse con los demás, a respetar, a ser autónomo y en una palabra, A CRECER.

El ritmo de vida actual, lleno de prisas y siempre con falta de tiempo, hace que a menudo los padres optemos por la solución más evidente. La elección de guardería a menudo está condicionada por ciertos factores prácticos: que esté cerca de casa, que conozca a otros niños, etc.

Sin embargo en nuestros centros infantiles en Valencia vamos un poco más allá y tomamos muy en serio todos los aspectos relativos a la educación de tus hijos.

¿Qué ha de ofrecer un centro infantil?

  • Juego educativo. Como ya hemos señalado, los niños aprenden jugando. El juego es una pieza clave en el desarrollo del niño a todos los niveles. Mediante el juego el niño se desarrolla a nivel físico, psíquico y social. El juego es el puente entre el mundo del niño y la realidad.
  • El juego es una necesidad. Hay que tener muy presente también que el juego ante todo, es una necesidad para el pequeño. Por ello también es esencial proporcionarle un ambiente cómodo, alegre y agradable en el que el niño pueda sentirse a gusto, relacionarse con sus compañeros y dar rienda suelta a su imaginación. El juego en esta etapa de la vida es una necesidad vital que ayuda a los peques a mantenerse activos, alegres y a pensar por sí mismos.
  • Educar en valores. Para que el niño pueda integrarse en la sociedad de forma adecuada es vital inculcarle desde pequeño valores como la amistad y el compañerismo, el amor y cariño hacia los demás, respeto, gentileza y amabilidad, educación, cortesía, solidaridad, empatía…todos estos valores son imprescindibles para que al llegar a la edad adulta sea una persona tolerante, sepa controlar sus impulsos y sea educada y respetuosa. Los valores que se adquieren desde la infancia son interiorizados como algo natural que pasarán a formar parte de la forma de ser y de pensar de la persona.
  • Autonomía: El niño necesita ser autónomo. La guardería es un lugar en el que el niño no es considerado el rey de la casa sino como parte de un todo en el que cada uno debe cumplir sus obligaciones sin más privilegios que los demás.
  • Desarrollo de la psicomotricidad. Durante los primeros años, hay que buscar laa estimulación psicomotriz ya que en esta etapa, todas las acciones del niño están interrelacionadas. Necesita realizar y aprender actividades que contribuyan a su desarrollo afectivo, intelectual y motor.

Ejercicios de padres a hijos para socializar

  • Lleva a tu hijo a lugares públicos como plazas o parques para que aprenda a jugar con otros niños. Al principio no querrá compartir sus juguetes aunque poco a poco cederá.
  • Enséñale a contestar cuando le pregunten cómo se llama o cuantos años tiene. Y también a saludar y despedirse.
  • Pídele que demuestre su afecto abrazando a su hermanito, dando besitos a los abuelos, etc.
  • Intenta que juegue con otros niños y que resuelvan ellos mismos sus momentos de conflicto. No intervengas si no es estrictamente necesario. Esto les hará sentir autónomos e independientes.
  • Contacta con otros adultos que tengan niños de sus edades. Los niños imitan lo que ven por lo que también ellos desearán tener su propio grupito como los mayores.

Chiquilin: Su futuro empieza aquí

Deja tu comentario

Solicitar información
Si necesitas más información sobre nuestro centro educativo, llámanos al siguiente número 96 385 07 81 o solicita información.
Solicitar información

¡Suscríbete a nuestro newsletter para saber de todas nuestras noticias!