Guía para organizarse el trabajo en casa con niños

Trabajar desde casa ya es de por sí algo que necesita mucha concentración y organización. Pero, cuando se convive con peques, todo se complica todavía más. El teletrabajo con niños es todo un reto al que muchos padres se están enfrentando.

En Chiquilín hemos querido echar un cable a todos esos papis que se están viendo en esta situación y no saben demasiado bien cómo manejarlo. Para conseguirlo, primero, mantén la calma y, segundo, ¡sigue esta guía sobre cómo organizarse el trabajo con niños! ¡Mucho ánimo!

Cómo organizarse el trabajo en casa con niños

¿Cómo trabajar en casa con niños? Con mucha organización y con pautas. El teletrabajo es muy real en otros países, pero en España estamos un poco a la cola. Por lo tanto, cuando les toca, muchos padres no saben por dónde empezar. Lo hacen sin pensar, siguiendo su horario habitual y colocando su ordenador en cualquier sitio de la casa. Y ese es el primer gran error.

Para ayudarte a llevar esta situación y que te resulte un poquito más fácil, ¡incluso que veas la parte positiva! Te dejamos aquí nuestros consejos para sacar provecho al máximo del teletrabajo en con niños:

  • Habla con tus superiores y proponles tener un horario más flexible. Trabajar desde tu hogar tiene la ventaja de que puedes hacerlo en las horas en las que seas más productivo. Es muy común caer en el error de alargar la jornada porque somos menos “conscientes” del paso de las horas. Nos ponemos a la misma hora, pero terminamos dos más tarde porque hemos tenido mil y una interrupciones. ¡Con el teletrabajo esto debería solucionarse!
  • Que las pausas sean realmente pausas. Si has podido adaptar tu horario y empiezas a trabajar antes y paras para desayunar con los niños, en ese tiempo que pasas con ellos olvídate de ordenador y de teléfono. Estar en casa no es una excusa para estar más pegado a estos aparatos y desconectar también es importante.
  • Explícales en qué consiste el teletrabajo adaptado a su edad. Es muy importante que tus hijos entiendan lo que estás haciendo y con qué finalidad. Para ellos, si te ven en casa frente al ordenador pero no saben por qué, no existe ninguna diferencia con la vida habitual. Si lo entienden y se lo explicas bien, ya tienes algo ganado.
  • Marca pautas y normas a seguir con tus hijos durante el horario laboral. Por ejemplo, que de X a X hora no te pueden interrumpir y después tendrán 10 minutos para hacerte preguntas. Eso sí, tendrás que ser muy consecuente y ser el primero que lo cumpla.
  • Aprovecha tu tiempo de trabajo para que hagan ellos sus deberes. Una buena forma de tenerlos ocupados es que se pongan a hacer las actividades del colegio al mismo tiempo que tú estás trabajando. Estarán más concentrados y les será más sencillo ponerse a hacer las tareas. Esto, combinado con el punto anterior, puede tener muy buenos resultados.
  • Escoge un espacio que te haga sentir tranquilo y relajado. Ponerte a trabajar cada día en un sitio diferente puede ser confuso para ti y para ellos. Por eso es importante que escojas un lugar de la casa y que siempre trabajes ahí. Es una buena manera de establecer una buena rutina para ti y de marcar cierta “distancia” con ellos. De esta manera asociarán tu presencia en ese lugar a tu trabajo y sabrán que no deben molestarte.
  • Cuando termines de trabajar, usa tu tiempo para hacer cosas divertidas con ellos. Uno de los grandes peligros del teletrabajo es que puede llegar a absorber tu día e interrumpirte en los momentos con tus hijos. Como ya hemos dicho, las pausas deben ser eso, parones. Pero, cuando termines, asegúrate de hacer con tus peques cosas divertidas. Te ayudará a ti a despejarte y a ellos a pasar un buen momento con sus padres.
  • Asume que vas a tener interrupciones. Aunque lo prepares todo al máximo, les expliques punto por punto y pongas mil normas, siempre vas a tener interrupciones. Alguna llamada, una pequeña “emergencia”, un sonido sospechoso… Asumir que eso va a pasar te ayudará a no perder la calma cuando suceda. Además, piensa que en la oficina también te interrumpen constantemente con llamadas, comentarios de los compañeros, reuniones…
  • No solo respeta tus horarios, marca sus rutinas también. Está muy bien que ellos sigan tu horario y lo respeten, pero tu debes ser conscientes de que ellos también siguen un ritmo de vida a diario que se está viendo alterado. Así que intenta adaptar tu rutina de trabajo a sus hábitos. Para a comer a una hora que sea cercana a la de ambos, prepara comidas y congélalas para que sea calentar y listo. Acuéstales a hacer siesta si son muy pequeños. Que ellos no vean demasiada alterada su vida te ayudará a mantener la tuya.

Actividades para que los niños se distraigan en casa

También sabemos y somos conscientes de que algunos peques son más revoltosos. Necesitan quemar mucha más energía y, aunque entiendan que estás trabajando, seguir unas pautas les resulta más complicado. Si cómo organizarse el trabajo con hijos ya es un quebradero de cabeza, cómo distraer a los niños en casa es la otra gran cuestión.

En Chiquilín somos expertos en jugar con los peques, por eso os traemos muchas actividades para hacer con niños en casa:

  • Hacer recetas. Cocinar con los peques es algo que les resulta muy divertido, sobre todo si después se lo pueden comer. Escoge algunas recetas sencillas como bizcochos o galletas y ¡manos a la obra!

guia trabajar con niños en casa img2 - chiquilin

  • Montar un gimnasio infantil en casa. Si lo que queremos es que quemen energía, una buena alternativa es crear su propio gimnasio. Eso sí, adaptando las actividades a los peques. Con muchos y diferentes juegos se pueden entretener haciendo ejercicio. Por ejemplo, haciendo volteretas en una esterilla, jugando a no pisar el suelo (con el famoso juego «el suelo es lava»), si tienes más espacio pueden saltar a la comba o hacer pequeñas carreras de obstáculos. Esto les tendrá distraídos bastante rato y además se divertirán mucho.
  • Dibujar y pintar. Este es uno de los grandes básicos del entretenimiento infantil, pero pocas veces falla. A los peques les encanta pintar y dibujar, pasan un momento divertido y dejan volar su imaginación. Si tienes impresora, puedes sacarles dibujos para que los coloreen o dejar que los reproduzcan.
  • Jugar con plastilina. Todos hemos jugado en la escuela infantil con este elemento, y es que para los niños es muy entretenido, además de ayudarles a mejorar su motricidad.
  • Mirar series infantiles en inglés. La gran mayoría de padres huye de la televisión como recurso para entretener a sus hijos. Estamos de acuerdo en que una gran exposición a este tipo de contenidos puede resultar perjudicial para el niño. Sin embargo, si se hace en dosis adecuadas y de una forma educativa, esta perspectiva cambia. Si tu peque está inmerso en el método TET de aprendizaje bilingüe ver dibujos en inglés le ayudará a mejorar su vocabulario y la escucha del idioma.
  • Búsqueda del tesoro. A los peques les encantan los retos y más si se trata de encontrar un tesoro. Prepara una pequeña gincana en casa con pruebas, pistas y un recorrido que los llevará al tan apreciado tesoro. ¡Se lo pasarán en grande!
  • Hacer manualidades con diferentes materiales. Igual que con los dibujos, las manualidades son un clásico que nunca pasa de moda. Además, con esa gran fuente de ideas que tenemos ahora que es internet, las posibilidades son infinitas. Y tampoco es necesario que compres muchos y variados materiales, con lo que tienes en casa puedes conseguir grandes cosas.
  • Sesión de cuentacuentos. Si les encanta leer o, si por el contrario, no les gusta tanto la lectura pero sí escuchar y contar historias, tener un rato de cuentacuentos les encantará. Puedes organizarlo como más os apetezca. Ser tú quien les lea sus historias preferidas, crear un pequeño teatro con ellas, que ellos te las cuenten a ti, que las representen con marionetas que habrán hecho ellos mismos, incluso hacer una pequeña sesión en inglés… ¡Hay infinitas posibilidades!

guia trabajar con niños en casa img1 - chiquilin

Tal y como has visto, cómo organizarse el trabajo con niños depende de ti. Hay muchos trucos, tips y actividades para conseguirlo de una forma que sea beneficiosa para ambos. Puede que te cueste varios intentos llegar al punto clave y de equilibrio, pero estamos seguros de que lo conseguirás.

Nuestro consejo final desde Chiquilín es que saques provecho de las ventajas del teletrabajo con niños. Es una forma perfecta de disfrutar de tu familia, de estar cerca de tus peques y de exprimir al máximo tu trabajo y el tiempo que tienes con ellos.

Aprovecha la oportunidad para sentirte más cerca de tus hijos y de crear un vínculo especial con ellos. Que, cuando vuelvan al cole, les cuenten a sus compañeros todas las cosas divertidas que han hecho en casa, y que sus historias siempre te incluyan.

Deja tu comentario

Solicitar información
Si necesitas más información sobre nuestro centro educativo, llámanos al siguiente número 96 385 07 81 o solicita información.
Solicitar información

¡Suscríbete a nuestro newsletter para saber de todas nuestras noticias!