¿Es el verano una buena época para quitarle el pañal?

El verano es el momento perfecto para quitar el pañal a tu hijo. Entre los dos y los 3 años los niños tendrán que decir adiós a los pañales y aprender a hacer pipí en el orinal. Esta etapa es un importante paso para conseguir mayor independencia y autonomía. Para que el proceso sea todo un éxito es importante que los padres tengan muy claro que el proceso no tiene vuelta atrás y tienen que estar seguros que el niño haya alcanzado ese nivel de madurez suficiente para ir al baño solito y quitar el pañal..

Aunque cada niño es diferente, el proceso no suele resultar sencillo. Hoy desde nuestra guardería infantil Chiquilín vamos a darte las 4 reglas de oro para quitar el pañal:

No existe un momento concreto para quitar el pañal

Aprender a controlar los esfínteres y pasar de un comportamiento reflejo en voluntario ocurre alrededor de los dos años. Pero este dato es orientativo ya que cada niño posee unas características determinadas y diferentes grados de madurez. Los padres y educadores sabrán valorar cuando es el momento adecuado.

Retirar el pañal lleva su tiempo

Para hacerlo con garantías de éxito hay que llevar a cabo una labor educativa: trabajar en aspectos como la atención, el lenguaje, la motivación o el conocimiento de su propio cuerpo. Todo ello sentará las bases para que el niño adquiera el desarrollo y la independencia necesarios.

Condiciones psicológicas

Aprender a controlar el esfínter es el resultado de un proceso de maduración en todos los sentidos: El adulto debe ser capaz de transmitir al niño lo que quiere que haga. El niño tiene que ser lo suficientemente maduro para entender lo que le están pidiendo, ser capaz de hacerlo y entender las consecuencias de ese acto.

Convencer al niño

Los niños a esta edad se debaten entre su dependencia de los mayores y el incipiente deseo de hacer cosas por sí mismo. Su vida transcurre entre los actos que le producen satisfacción, el afecto de las personas de su entorno, y las prohibiciones. Los papás han de echar mano de toda su imaginación para convertir la retirada del pañal en un reto para el niño y no en algo tedioso y aburrido.

Cosas a evitar:

  • Nunca utilizar el castigo en caso de algún “escape”
  • Cuidar el lenguaje. Un niño que tiene un “escape” no es un “cochino”
  • No intentar que el niño muestre buena disposición en momentos de conflicto, llanto, enfado o cansancio. Lo mejor es dejarlo para otro momento más propicio y no tirar la toalla.

En nuestra guardería en Valencia ofrecemos a tu hijo no solo una educación bilingüe en la que el aprendizaje del inglés es una prioridad imprescindible para su futuro. La escuela infantil Chiquilín es uno de los colegios infantiles en Valencia más reconocidos por su calidad y educación bilingüe. ¡Toda una garantía de seguridad y tranquilidad para los papás!

Chiquilín: Su futuro empieza aquí

Deja tu comentario

Solicitar información
Si necesitas más información sobre nuestro centro educativo, llámanos al siguiente número 96 385 07 81 o solicita información.
Solicitar información

¡Suscríbete a nuestro newsletter para saber de todas nuestras noticias!