Cómo cuidar las defensas de los más pequeños de la casa

Para que los niños estén sanos y felices no solo hace falta una buena genética. Como padres, debemos cuidar su sistema inmunológico con un estilo de vida y alimentación saludables y sin darles antibióticos ni medicamentos de forma indiscriminada.

La mejor forma de cuidar su sistema inmunológico para que mantenga activas sus defensas en proporcionarles una alimentación sin exceso de grasas saturadas, azúcares y alimentos procesados. Por el contrario, se debe aumentar el consumo de frutas y verduras, fibra y legumbres.

La mala alimentación afecta seriamente al sistema inmune de los pequeños. Es mucho más frecuente la malnutrición por exceso que por defecto. Los niños con obesidad tienen más posibilidades de contraer infecciones debido a las alteraciones de la flora intestinal. Con el exceso de grasa la inflamación es mayor.

Para conseguir que las defensas se fortalezcan el niño debe tener una nutrición sana y equilibrada, rica en nutrientes y complementarla con productos naturales como la jalea real y la vitamina C. Con las defensas fuertes, se reduce el riesgo de resfriados, la gripe y el malestar que provocan estas enfermedades.

Cuando el sistema inmunológico está debilitado, puede afectar al crecimiento y normal desarrollo del niño. Para evitar todos estos riesgos sigue las siguientes medidas de protección:

Aliméntalo con leche materna. Los bebés alimentados con leche materna se encuentran más protegidos frente a las enfermedades crónicas y comunes. La leche transmite al niño las defensas de la madre por lo que se podría considerar una vacuna natural. La leche materna es una garantía de salud frente a dolencias como la obesidad, leucemia, diabetes, otitis, patologías gastrointestinales y enfermedades respiratorias.

Buena ventilación

Cuando el aire está contaminado, los problemas respiratorios y las enfermedades por contagio aumentan. Lo ideal sería vivir en lugares de escasa contaminación y aire limpio.  Si no es posible, hay que intentar salir al campo o a la montaña con la mayor frecuencia posible.

Higiene

Aunque parezca contradictorio, un exceso de higiene puede resultar perjudicial ya que puede predisponer a alergias o intolerancias. Lo adecuado es lavarse las manos después de ir al baño y en general, lo más frecuentemente posible para prevenir contagios.

Juego, deporte y descanso

Los juegos y el ejercicio físico son fundamentales para un correcto desarrollo. Deben tener tiempo para realizar actividades físicas, jugar y descansar de forma equilibrada.

En Escuela infantil Chiquilín tienes la tranquilidad de que tus hijos obtienen la mejor educación bilingüe, imprescindible para su futuro.

Chiquilín: Su futuro empieza aquí

Deja tu comentario

Solicitar información
Si necesitas más información sobre nuestro centro educativo, llámanos al siguiente número 96 385 07 81 o solicita información.
Solicitar información

¡Suscríbete a nuestro newsletter para saber de todas nuestras noticias!