Aprende a interpretar los lloros de tu bebé

Los lloros de los bebés son una forma de expresarse. Todos los bebés lloran y cada tipo de llanto tiene un significado distinto: tienen hambre, les duele la tripa o tienen sueño, por ejemplo. El llanto es normal y forma parte del desarrollo infantil. Sin embargo, a veces son el síntoma de que algo no marcha bien…

Para los papás novatos, interpretar el llanto de un bebé a veces es una tarea complicada. Una situación a la que, en nuestra guardería bilingüe, nos enfrentamos a diario. No siempre sabemos lo que los llantos del niño significan. No interpretar correctamente el mensaje del llanto, hace que el niño llore con más fuerza y desconsuelo.

Sin embargo, no hay por qué alarmarse. Aunque quizá los primeros días los papás no sepan interpretar los mensajes, en pocos días se habrán convertido en verdaderos expertos.

¿Cuáles son las causas de llanto más comunes?

  • Hambre. El principal motivo por el que lloran los bebés recién nacidos es porque quieren comer. Los niños, cuando sienten hambre, se vuelven inquietos, se giran si les pones la mano en la mejilla como buscando el pecho, chasquean los labios o se chupan las manitas.
  • Pañal sucio. Los niños se sienten incómodos si notan que tienen el pañal sucio o mojado. Cámbiaselo en cuanto te des cuenta de que lo necesita.
  • Tiene sueño. El niño, cuando tiene sueño, necesita descansar y dormir. A veces, las pesadillas y terrores nocturnos les impiden coger una buena postura y dormir apaciblemente. Conseguir que duerma no siempre resulta una tarea tan fácil como parece. Lo más recomendable es poner a dormir al bebé en cuanto veas que comienza a bostezar para evitar que se altere demasiado por exceso de cansancio.
  • Quiere que lo cojas. Los niños y bebés necesitan sentirse protegidos y queridos. Les gusta ver a sus padres y estar en brazos para sentir su olor, el latido del corazón o escuchar de cerca su voz. Eso les da confianza y seguridad. Llorar es una forma de reclamar atención. Aunque puedas pensar que lo estás malcriando si lo coges en brazos y esto afectará a su educación infantil, en realidad no es así. Un niño de pocos meses tiene necesidad de contacto físico.
  • Gases y cólicos. Estos problemas causan dolor estomacal y son motivo de llanto frecuente, sobre todo, durante los primeros meses de vida. Este llanto es inconsolable y suele tener lugar justo después de comer. Algunos remedios son eficaces como los masajes en la tripita o acostarlo boca arriba y moverle las piernas como si estuviese montando en bici.
  • Quiere eructar y no puede. Al alimentarse, con pecho o biberón, los niños tragan aire que si no consiguen sacar, les hace sentir incómodos. Normalmente, basta con incorporarles o darles unas palmaditas en la espalda para que expulsen el aire.
  • Tiene frío o calor. Al niño recién nacido le gusta estar calentito. A veces, al quitarle el pañal o pasarle la toallita, siente frío y te lo hace saber a través de su llanto. Es más fácil que lloren por frío que por exceso de calor aunque si lo abrigas demasiado harás que se sienta incómodo.
  • Algo le molesta. A veces, la etiqueta del body o alguna tela o tejido que pique o raspe, hace que el niño llore al sentirse molesto.
  • Le están saliendo los dientes. Aunque no siempre es así, la dentición a veces produce dolor y provoca el llanto del niño.

Chiquilin: Su futuro empieza aquí

Deja tu comentario

Solicitar información
Si necesitas más información sobre nuestro centro educativo, llámanos al siguiente número 96 385 07 81 o solicita información.
Solicitar información

¡Suscríbete a nuestro newsletter para saber de todas nuestras noticias!