4 Pautas imprescindibles para corregir los problemas de conducta en el niño

Algunas de las claves para corregir los problemas de conducta de los niños son: intentar pasar a su lado el tiempo adecuado, establecer límites y mantenerse firmes ante un ¡no! Y por supuesto, darles una buena educación.

En nuestra guardería en Valencia no solo ofrecemos una educación bilingüe a través de nuestro Método Total English Teaching, para el aprendizaje integral del inglés. También impartimos valores y enseñamos a nuestros pequeños a compartir, respetar y ser solidarios.

Una de las principales características de los desórdenes de conducta es la desobediencia. La desobediencia va unida a menudo a los insultos, mentiras o incluso agresividad cuando se les lleva la contraria. Sin embargo, no hay que desesperar. Es posible reconducir y encauzar estas conductas. Y un consejo: ¡Cuánto antes, mejor!

Problemas de conducta infantiles

Los niños que presentan problemas de conducta, desobedecen de forma sistemática, gritan, se enfadan y a menudo no controlan sus impulsos. Esto puede derivar en brotes de agresividad que si no son atajados a tiempo pueden ir a más cada vez que se les lleve la contraria y desembocar en problemas más serios en el futuro.

En Chiquilín, Bilingual School,  sabemos que la educación infantil es una tarea de padres y educadores. Muchos papás y mamás de niños problemáticos nos comentan que a veces se sienten culpables por no pasar más tiempo con sus hijos y que quizá ésa sea la causa de la mala conducta de sus hijos y un modo de llamar la atención. Sin embargo el problema no suele ser una cuestión de tiempo sino de calidad del mismo. Afrontar el problema con tranquilidad pero con firmeza nos permitirá reconducir las conductas inadecuadas.

Es normal que durante el desarrollo infantil se produzcan situaciones de desafío y desobediencia como forma de reafirmar la personalidad. Aplicar unas correctas pautas educativas permitirá erradicar los comportamientos inapropiados. Sin embargo a veces el problema persiste en el tiempo y se incrementa de forma gradual.

Una intervención a tiempo por parte de padres y educadores evitará que el problema vaya a más. En ocasiones puede ser precisa la intervención de psicólogos infantiles para evitar que esta situación desemboque en problemas mayores durante la etapa de adolescencia.

Cómo atajar los problemas de conducta

Los niños desobedientes de forma habitual, que gritan o se enfadan o se vuelven agresivos, necesitan ayuda para superar esos comportamientos. Los estudios e investigaciones coinciden a la hora de crear las pautas para una conducta aceduada:

  1. Mantener buenos vínculos afectivos. Es muy importante crear lazos afectivos desde edades tempranas. Para ello hay que procurar pasar el tiempo suficiente con el pequeño. Un tiempo que como sabemos en nuestra escuela infantil Chiquilín se basa no tanto en la cantidad como en la calidad: jugar con ellos, prestar atención cuando nos hablan, realizar actividades juntos, hacer deporte, salir en bici, etc.
  2. Controlar la situación cuando sea necesario. Los niños necesitan seguridad. Deja claro que aunque sois muy amigos y os queréis mucho, tú eres el papá (y por tanto el que decide), y él es el niño y el que debe obedecer.
  3. La actitud de “ordeno y mando” no es positiva. Si el niño se ha portado mal y lo castigas, explícale los motivos y deja muy claro que no va a conseguir nada con gritos, insultos o pataletas.
  4. Mantente firme en tu postura y no le levantes el castigo “por pena”. ¡Eso le reafirmará en su actitud!

Chiquilín: Su futuro empieza aquí

Deja tu comentario

Solicitar información
Si necesitas más información sobre nuestro centro educativo, llámanos al siguiente número 96 385 07 81 o solicita información.
Solicitar información

¡Suscríbete a nuestro newsletter para saber de todas nuestras noticias!